domingo, 11 de diciembre de 2016

El verdadero estudio


Nuevamente tenemos el agrado de conectarnos al respectivo canal para acercar enseñanzas a los estudiantes de la vida, lecciones sobre temas metafísicos y esotéricos que serán de ayuda para quienes necesitan ahondar en ciertos aspectos de temas vitales, que la literatura esotérica tradicional ha desarrollado solo hasta cierto punto, dejando “huecos” o “eslabones” sin encadenar.
Es nuestra función, la del equipo de servidores del mundo, complementar en este tiempo las enseñanzas suministradas en el pasado con las presentes instrucciones a fin de que vayáis profundizando vuestros conocimientos, e “hilando” los datos que ya poseéis con los nuevos que estamos impartiendo.
Rogamos a los estudiantes que dejen de lado sus resistencias a materiales como este, del tipo “canalizados”, ya que les recordamos que es uno de los métodos que están a nuestra disposición para impartir enseñanzas a los aspirantes y discípulos en el mundo material. No se pide fe ciega, sino apertura y discernimiento. Con esta actitud el estudiante podrá ver en su propia consciencia el grado de coherencia y autenticidad de estas “señales de contacto”.
Nosotros nos presentamos como “los mentores de todas las enseñanzas espirituales y ocultas de todas las épocas y civilizaciones en la humanidad”. Pertenecemos al ASHRAM de SEGUNDO RAYO DE AMOR-SABIDURÍA, desde donde surgen las instrucciones hacia el mundo de los hombres. Somos un “Cuerpo unificado” de seres al servicio del Señor Maitreya, el gran Instructor mundial, con Quien estamos alineados en Voluntad-Propósito y Actividad.
Nuestra INSTRUCCIÓN es a las almas, no tan solo a las mentes, por lo tanto todas nuestras enseñanzas están vinculadas también al “sentir”. Todo estudiante debe comprender este concepto claramente. Todo aquello que leéis y estudiáis debe ser finalmente relacionado con vuestra vida real, de lo contrario de poco o nada servirá para vuestro progreso en el Sendero.
Aún los temas de mayor simbolismo y abstracción mental pueden vincularse a la vida del estudiante, pero es necesaria la “apertura”, para pensar libremente, con originalidad. Todo lo que se os ha dado tiene claves internas para vuestro progreso. En cada uno de los estudiantes está el descubrir esas “llaves” y hacerlas “girar” para abrir así las “puertas” a una nueva conciencia.
Quien se queda con lo escrito y transmitido a otros discípulos y no reflexiona por sí mismo, creativamente, aún disintiendo con lo dicho por cualquier supuesta autoridad espiritual, no encontrará esas llaves ocultas.
Nosotros siempre hemos “señalado” el Sendero y hemos dicho que cada peregrino debe transitarlo con sus propios pies, pisando paso a paso el Camino…; hemos afirmado que las enseñanzas legadas como instrucción y testimonios de otros que transitaron el Sendero son solo “dedos que señalan” en una dirección y que advierten sobre los pasos, procesos y dificultades que existen en el Camino, pero vemos claramente cómo muchos aspirantes se quedan varados en las indicaciones, hipnotizados con las palabras y conceptos de los que hablaron e instruyeron, y así permanecen, inmóviles internamente, aunque se engañen pensando que al aumentar su erudición han avanzado en el Sendero… Esto no es así, para lamentación en el alma de tales estudiantes. El argumento de estos peregrinos es siempre el mismo: “la importancia del estudio, la investigación y la difusión de las enseñanzas ocultas…”, pero no ven que ese estudio e investigación es con apego a las instrucciones e instructores; no ven por sí mismos más allá de los dedos indicadores de quienes señalaron el Sendero.
Os diremos algo: El estudio, para todo estudiante, no debe ser entendido como total acatamiento de lo dicho y escrito por alguna ‘autoridad’, como maestros o discípulos reconocidos que hayan dejado su impronta en la instrucción mundial. Quien así entiende el “estudio”, y no son pocos, van por mal camino. El verdadero estudio no es apego y celo por lo que otros han dicho, aunque las fuentes de la instrucción sean consideradas sabias o “elevadas”. El estudio es consideración paciente y atenta de lo expresado y osada reflexión posterior, sin temor a cruzar la “línea prohibida” de la contradicción y el desacuerdo. Considerad este concepto como el verdadero y desechad el anterior. Ponedlo en práctica. Solo dando este paso podréis dar un paso real en el Sendero, ya que este Camino interno no puede ser transitado por quien se limita a repetir lo que otros dijeron; el caminante hace suyo el Camino cuando descubre por sí mismo, y esto ocurre cuando deja ir todas las autoridades psicológicas a las que ha estado aferrado, sin que lo viera.
Entrad en estos conceptos; entrad de lleno, viviéndolo; despertando otra actitud frente al llamado “conocimiento”. Haced esto y habréis dado un paso real.
No hablamos aquí a quienes ya han dado este paso, sino a quienes están ya maduros internamente para darlo, pero que no se atreven a desafiar las estructuras psicológicas respecto del “miedo-autoridad”.
Reflexionad en lo que se os dice.
Nuestra Paz llega en estas nuevas instrucciones.
Abrid vuestras mentes!
Hermandad Solar.


sábado, 3 de diciembre de 2016

Sobre la vida fraternal universal




El Sol ha aportado enseñanzas instructivas a las almas. El corazón de la Jerarquía Solar sintoniza con las verdaderas necesidades del Alma de la Humanidad.
El aporte de los Seres que integramos la Jerarquía Planetaria o Gran Hermandad en Gaia es ofrecido a través de un gran Plan de Servicio para favorecer los procesos y progresos evolutivos de cada reino de vida. El reino humano cuenta tan solo como uno de esos ‘reinos de vida’, pero el Plan Evolutivo Terrestre considera muy variados aspectos y aéreas en al servicio.
Habitualmente los estudiantes centran sus estudios, atención e interés en ‘la fase humana’ del progreso espiritual, y olvidan de esa manera la amplitud y grandiosidad del Plan Evolutivo, donde, como se dijo, el ser humano es tan solo un esquema más de los tantos (aunque muy importante, por supuesto).
Nuestra intención en esta transmisión es dar una idea más abarcativa del Plan Divino (en cuanto a la diversidad y amplitud los reinos de vida) para que losestudiantes sepan que “sus hermanos” de otros reinos vivientes son tan importantes como ellos, y que merecen ser considerados “almas sagradas” también.
Cuando se habla de “Hermandad” o “Fraternidad”, habitualmente losestudiantes se representan en sus mentes una vinculación armoniosa y pacífica entre seres humanos, de todas las razas, sin distinciones separatistas de ningún tipo: ‘hermandad del hombre con el hombre’, se diría. Pero rara vez se ve a algúnestudiante representarse en su mente a “La Hermandad” incluyendo en sus imágenes e ideas mentales a los minerales, a los espíritus de la naturaleza (elementales), a las diferentes especies de vida vegetal, a todos los animales existentes, y a los Devas y Ángeles incluidos. Cuando vemos a un estudiante con estas ideas, las cuales se han transformado en un “sentir”, sabemos que ya vibra en él la conciencia de unidad, porque…:

Hermandad es Conciencia de Unidad
y se traduce en el “sentir”, reflejándose en el actuar.

Quien vive y siente esta Unidad y Hermandad con todos y con cada uno de los reinos de vida existentes (visibles e invisibles) siente y actúa con RESPETO hacia toda vida. Sabe que todo está evolucionando, que todo es sagrado, y por lo tanto usufructúa de los reinos de vida solo lo que necesita, ni más ni menos; lo toma con amor y cuidado, y con un permanente sentimiento de gratitud en su interior.
Quien en cambio, toma “por arrebato”, con actitud predatoria, o para satisfacer un egocéntrico gusto personal sin considerar ni respetar a la vida que es tomada, sea cual fuere la situación, no está vibrando en la HERMANDAD.

La Hermandad exige sacrificios del ego personal,
Obliga a relegar gustos y hábitos por el bien del prójimo.

“El prójimo” no es tan solo el ser humano, sino toda entidad viviente. El prójimo es “el semejante”, pero no entendido como ‘especies biológicas semejantes’, sino como “almas semejantes”; y puesto que “alma” es “vida”, entonces todas las almas, de todos los reinos, son hermanas y “semejantes” al compartir la misma Esencia Universal, porque pertenecen a la Vida Una.

Quien no sabe de estas simples y básicas reglas de “la vida fraternal universal” no puede ser considerado ‘alma iluminada’, siendo todavía un alma confundida, en busca de Luz. Decimos esto porque vemos a muchos estudiantesmuy entusiasmados con ideales espirituales y abocados al estudio, e inclusive a la difusión y enseñanza de temas metafísicos, “espirituales”, esotéricos, etc., que aún no saben ni siquiera relegar hábitos nocivos de sus conductas que están perjudicando la vida de hermanos menores de reinos infrahumanos (reinos inferiores al humano en la cadena evolutiva). Un típico caso, (que a esta altura seguramente ya se le pudo presentar a más de un lector en su mente), es el tema de la dieta alimenticia del hombre. No ahondaremos en este punto que bien conocido es por el interesado, y por que ya muchos aportes tiene este tema por parte de muchos estudiantes en todo el mundo. Solo diremos que no puede considerarse “discípulo” de la Vida a aquel peregrino que aún no ha sabido respetar la vida del reino animal, el cual puja por tener la oportunidad de crecer y evolucionar el tiempo suficiente en los vehículos materiales correspondientes a cada especie, lo cual no consiguen, por ser sometidos al exterminio por “la sed de sangre” de los hombres aún “dormidos”.
Aquí, la palabra “dormido” se relaciona al tema que nos ocupa; por lo tantoun ser humano “dormido” es quien no ve ni siente la Gran Hermandad de todos los reinos, y que toma por arrebato y/o movido por “kama” (deseo) lo que le place, creyendo que el derecho lo asiste.
Un ser “despierto”, en cambio, es un ser sensible a la Unidad de la Vida, “respetuoso de corazón” (no por hábito cultural) de todas las entidades vivientes, y que toma lo que precisa con consciencia y gratitud.
Un ser “despierto” considera que el derecho a la vida es de todas las criaturas vivientes, y no del ser humano por encima de otras especies. No obstante, conoce la “Ley de Sacrificio”, por la cual todas las especies vivientes ceden de ‘sí mismas’ para favorecer la subsistencia de otras, estando todo esto dentro de una “Ley de Equilibrio de las especies” y de la “Ley de Armonía Universal”.
(Tal equilibrio se rompe o altera cuando entra en la ecuación evolutiva el “ego-centrismo” humano, hasta que el Alma supera ese oscuro estado y vuelve a la Unidad en forma ‘consciente’, rearmonizándose con ‘El Todo’).

Vemos la confusión en la que los novatos estudiantes incurren al intentar justificar sus inconscientes e incongruentes acciones egoístas diciendo que “los vegetales también son vida”…, y creyendo que con ese infantil e irreflexivo argumento pueden justificar sus costumbres alimenticias necrófagas. No vamos a entrar en explicaciones precisas sobre este tema, porque sería en vano. Tales almas, aún confundidas, no desean escuchar ni aprender en realidad, ya que creen que “la razón las asiste”, quedando así, en sus actitudes, la nobilísima facultad de ‘la razón’ reducida a muy poca cosa… La verdadera facultad de LA RAZÓN conduce al hombre que sabe emplearla mucho más allá de sus mezquinos argumentos limitados por espejismos y deseos.
Existen sobrados argumentos de por qué la dieta alimenticia humana debe evitar la ingesta de carne animal; pero los que están dominados por sus hábitos ‘kámicos’ (‘kama’: deseo) no están interesados por conocer la verdad, sino en proseguir con sus vidas tal como son, sin cambio alguno.
Muy lejos de la Conciencia de Unidad se halla quien no se compadece de la sufriente vida animal, al no considerarla ni en sentimiento ni en acción, como parte de “LA HERMANDAD”.

Muchas de tales confundidas almas son también “estudiantes” de la vida, que están aprendiendo, por lo tanto señalamos el error, pero sin condenar. Solo lo decimos para que podáis pasar del estado del “sueño” insensible, al estado de “vigilia espiritual” o “consciencia de unidad consciente”, y podáis descubrir la secreta interrelación de todas las cosas y seres en el Mar de la Vida Una. Cuando el peregrino descubre esta secreta unidad invisible e indivisible, comienza a VER con los ojos del corazón, y descubre lo que antes no veía…
Este descubrimiento debe necesariamente notarse en un cambio de vida, de costumbres, de hábitos, en tomar la vida con otra actitud, con una atmósfera interna más amigable hacia todos los seres, hacia todos los reinos de vida: el infrahumano (reinos menores), el humano y el suprahumano (reinos superiores al hombre). El sentimiento y la actitud debe ser amigable y fraternal con todos por igual, y debe brotar desde el sello auténtico del corazón.
Sin este cambio, que comienza en el corazón, el área del sentir intuitivo, la Verdad no llega. Pero cuando llega ese “sentir”, todo en la vida interna del estudiante cambia, todo se remueve y se ‘sacude’, y deja de ser “quien era”, un ego personal aislado e insensible, para convertirse en una “persona espiritual”, porque ha roto con el “cascarón egocéntrico” y ha nacido a LA UNIDAD.

Todo este proceso es iniciático, de “alquimia de la conciencia” y repercute en “el sentir”. No debe el estudiante confundir “el sentir”, que trata del desarrollo de la sensibilidad y de la sensitividad, con “emocionalidad”. Son cosas diferentes, y hasta opuestas, ya que las emociones mecánicas, que provienen en su mayoría del cerebro reactivo, insensibilizan al hombre.
Todo el camino es pues, interno; la metamorfosis del ‘cambio’ ocurre en LA CONCIENCIA, y se traduce en “una revolución del sentir”.

Mientras tal revolución no existe todavía, podréis poseer muy dignos ideales de vida y muchos estudios y erudición, pero vacíos de “La Viviente Verdad” estaréis.
El Sendero es el camino interno que lleva a esa “REVOLUCIÓN INTERIOR”. Es un camino de “muerte”, de muerte del yo psicológico. En este Sendero están ya muchos estudiantes, mientras que otros, creyendo que están en él, aún no han entrado por La Puerta.
En vuestras deciciones y acciones está la verdad.
Para Nosotros la visión es clara…
Revise cada estudiante su propia vida, sus actitudes y su sentir.
Este es nuestro consejo en esta oportunidad.

Hermanos solares



domingo, 6 de noviembre de 2016

La Gran Afirmación


‘La Gran Afirmación’ no es propiedad de ningún individuo ni de ninguna escuela o agrupación; pertenece a toda la Humanidad, especialmente a quienes sienten sintonía con sus frases y significados, y que la difunden en forma de irradiación durante sus diarias meditaciones.


                   Resultado de imagen para sol central


La Gran Afirmación

Basada en el conocimiento de la existencia del Sol espiritual en el centro cardíaco planetario.

Recitar así:

Desde el sol central en el corazón de Gaia Mana Luz en todas las criaturas,

La Luz ES en los hombres.

Desde el sol central en el corazón de Gaia Brota Amor en todas las criaturas,

El Amor ES en los hombres.

Desde el sol central en el corazón de Gaia La nota de la Gran Voluntad resuena en toda la Creación,

El Propósito Solar emerge en los hombres.

Desde el gran Sol Central del Universo, Manando a través del corazón de Gaia,

La PRESENCIA SOLAR transforma todas las cosas,

y en nosotros dimana su Luz, y en nosotros dimana su Paz, y en nosotros dimana su Amor.

AVYAYA SURYA MANI,

AVYAYA SURYA MANI,

AVYAYA SURYA MANI,

OM SATYA NAM OM

Esta última frase en sánscrito es optativa y significa lo siguiente:

‘AVYAYA SURYA MANI’: “Oh! Gran Sol eterno, infinito, imperecedero, indestructible, inconmensurable…, Tú eres la Presencia en el corazón de todas las cosas y de todas las criaturas”.

‘OM SATYA NAM, OM’: “Ese es mi verdadero ser, esa es mi verdadera Identidad”.

En lugar de estas frases en idioma sánscrito, se pueden recitar simplemente 3 ‘OM’ para sellar el trabajo de servicio irradiativo, o se puede concluir con un simple “AMÉN”.




domingo, 23 de octubre de 2016

El morador del umbral


Resultado de imagen para cielo negro

Esta instrucción estará destinada a un tema poco comprendido por los estudiantes: el “habitante del umbral”, también llamado por los antiguos ‘morador’ o ‘guardián’ del umbral.
Poco ha sido escrito sobre este tópico, y lo poco que fue escrito deja muchos espacios vacíos del conocimiento sin completar, por lo cual ahora daremos algunas señales de comprensión a cerca de este punto. Veréis que es posible vincular esta instrucción con otras que han sido ya transmitidas anteriormente por esta vía de contacto, de la misma serie “A los Estudiantes” que de a poco se están entregando.
En transmisiones anteriores se instruyó sobre el desarrollo escalonado y por pasos delprincipio astral y del principio mental en el hombre. Se dieron ciertas pautas claras que no se habían expresado anteriormente por ningún otro medio, y se explicaron también algunos temas relacionados al “Cuerpo Causal” y al “Cuerpo de Luz” (ó Cuerpo Búdico ó Solar) que tejiéndose está en algunos discípulos del mundo. En esas transmisiones se dieron pautas claras, aunando enseñanzas esparcidas por el mundo y se entretejieron con esos conocimientos nuevas luces para el aprendizaje. El buen estudiante sabrá ver bien esto.
Debe ser bien entendida la anatomía oculta humana, al menos mediante el estudio claro y preciso por más de una fuente, si se quieren capitalizar bien las enseñanzas que en estos fascículos se vierten.
El estudio por diferentes fuentes es importante, por que ninguna rama en particular del conocimiento esotérico que existe en el mundo, posee toda la verdad, y ninguna está exenta de errores. En todas las ramas del conocimiento y del saber, especialmente en el área espiritual y esotérica, siempre se han filtrado imperfecciones, “coloreos” de la personal interpretación de los significados puros, los cuales al entrar al campo del intelecto humano adquiriendo forma en palabras y símbolos, pierden en algún grado la pureza de su arquetipo original. Es por este motivo, en razón de la imposibilidad del hombre actual de precipitar en forma pura el conocimiento oculto, que sugerimos y dirigimos a los estudiantes a investigar las verdades plasmadas en las ramas científica, filosófica y esotérica, en forma ‘abierta’, por que las “esencias” arquetípicas originales vibran en parte en muchas escuelas del saber, pero en ninguna escuela en particular se encuentra en forma completa, pura y sin errores.
Cuando el estudiante está abierto y es penetrante y agudo, sabiendo “leer entre líneas”, puede ver detrás de las apariencias y descubrir la verdadera esencia pura inmanente a las formas. Así es como puede empezar a relacionarse en forma directa con la verdad, dejando de lado las “banderas” y “partidismos”, es decir, las tendencias o preferencias personales por ‘tal o cual’ doctrina, en aras del saber real, impersonal y trascendente. Este es, por cierto, o debería ser, el espíritu real del “estudiante”.
Una vez que están claros los significados acerca de “el hombre y sus cuerpos” (principios constitutivos) y sobre qué es la evolución y cómo procede, recién allí pueden anclar nuevos conocimientos complementarios. Tal es el propósito de estos escritos. Es por ello que se recomienda, a quien no haya comenzado su estudio por “las bases” esotéricas (teosofía o gnosis tradicional), que lo haga, antes de proseguir con la lectura y estudio de estos escritos, por que de no tener una base sólida no podrá aprovechar bien todo lo que aquí se está entregando.
Ahora bien, ya aclarados estos puntos, proseguimos con el tema que nos ocupa:
¿Qué es el ‘habitante del umbral’?
¿Existe realmente tal entidad?
¿Cómo ha sido creada…? ¿Cómo y cuando llega a su fin?

Preguntas son estas que serán respondidas, en clave o en esencia, a medida que transcurra esta transmisión. Para el desarrollo comenzaremos con el siguiente concepto:

“La evolución del hombre es el camino de la mónada humana
por los espacios de mundos materiales-temporales”.

Este concepto debe ser bien entendido. La Mónada, el verdadero “peregrino”, viaja hacia mundos inferiores respecto de su propio plano, para peregrinar en dichas dimensiones materiales de espacio-tiempo.
¿Por qué y para qué lo hace?
Por que la Mónada ó Chispa espiritual está en evolución y posee en su propia esencia el impulso hacia el progreso. Las mónadas son chispas solares del Gran Fuego del Logos Solar. El Logos emana de su propia Fuente “semillas” de vida, las cuales necesitan encontrar las condiciones propicias para su brote, crecimiento y florecimiento.
Las mónadas salen de la Fuente Solar como “semillas”, pero deberán convertirse, con la evolución, en frondosos árboles llenos de vida y cargados de frutos. Este tipo de simbolismo clásico es frecuentemente empleado para ayudar a comprender este tema.
La Mónada atraviesa por diferentes reinos de vida antes de convertirse en mónada humana, y esto es bien conocido por los estudiantes versados; es por ello que se suele hablar de “mónada mineral”, “mónada vegetal”, “mónada animal” y “mónada humana”, señalando de esta manera las diferentes etapas evolutivas que la Chispa Solar atraviesa en su camino, que va desde su condición inicial como “semilla”, hasta su condición desarrollada de “árbol”; es decir, desde su inicio como chispa incipiente e inconsciente hasta el desarrollo de la autoconsciencia transcendente.
Es importante que el estudiante reflexione sobre estos conceptos, por que detrás de las palabras empleadas se encierra una verdad que es básica e importante para cualquier avance posterior en comprensión.
Esta breve reseña nos permite ubicarnos en la mónada humana, que es el punto en el cual se desarrolla la conciencia individual, y donde surgen los espejismos y las ilusiones asociadas a los procesos de desarrollo de los principios ASTRAL y MENTAL del ser humano, es decir, al surgimiento de la ‘psiquis’ y todo lo relacionado a sus procesos de transformación durante la evolución.
El hombre es en realidad, La Mónada misma, que habiendo adquirido cierta autoconsciencia individual, recorre el sendero que la vinculará, en las cumbres del progreso, a la Vida Universal, pero en forma “consciente”, y en pleno dominio de sus facultades adquiridas en los mundos materiales.
Tal desarrollo va, desde la vida precaria y poco autoconsciente del hombre primitivo, hasta la expresión del Adepto, el hombre iluminado y en el cenit de su desarrollo (en lo que atañe a las posibilidades que la etapa humana permite).
En la franja intermedia de la evolución monádica humana, que va, como dijimos, del hombre primitivo al hombre iluminado, existe un ‘proceso iniciático’ que el alma humana deberá ir atravesando llegado su momento, que sería como los ‘escalones’ que el hombre debe subir, uno a uno, para llegar desde “la base”, el inicio de la evolución como hombre pensante, hasta “la cumbre”, el fin de la evolución como hombre liberado.
Este proceso iniciático, semejante a escalones en la gran escala evolutiva, procede por niveles de conciencia, y a cada uno de esos niveles de conciencia se accede a través de “pruebas de vida”: experiencias vitales eslabonadas que van revelando cada vez, un nuevo estadio de comprensión, una nueva forma de ver, sentir, y vivir la vida.
A cada nivel iniciático corresponde un cambio real en la vida del ser humano. Esos cambios ocurren a nivel energético en primer lugar, ocurriendo polarizaciones y tensiones distintas en el esquema de chakras del ser humano, lo que da por resultado cambios a nivel sentir, pensar y ser. Los procesos son continuos y las características y cualidades que se desarrollan en cada ‘escalón’ de conciencia son claras para el iniciado avanzado, aunque habitualmente confunden al estudiante.
En el transcurso de anteriores transmisiones se relacionó a las primeras cuatro iniciaciones con modificaciones y procesos en los principios del hombre: el astral, el mental, y el despertar del principio búdico como conciencia. Se señaló ciertas correspondencias entre las etapas de desarrollo de tales principios y las iniciaciones. Se explicó que el proceso de desarrollo iniciático está vinculado al despertar de “materia consciente” en cada subplano de los planos astral, mental y búdico de dichos principios constitutivos de la naturaleza humana, (que forman parte del gran plano físico-cósmico). De manera que, tales principios, en sus inicios ‘vacíos’ de toda materia vitalizada con “conciencia”, se transformasen a través de las experiencias, en “vehículos” o “cuerpos” para la expresión de la Vida espiritual.
Recordamos que cada ‘principio’ de la constitución humana, al ser regenerados energéticamente a través de la evolución con el elemento ‘conciencia’, se transforman en ‘vehículos’ o ‘cuerpos’, los cuales pueden entonces recibir y vehiculizar con mayor transparencia y eficacia la voluntad del Logos a través de la mónada, y los designios del Alma.
Ahora bien, este progreso, como podrá verse, es gradual, y representa una gran transformación de la psiquis del hombre, ya que la psiquis humana está conformada por materia astral, mental y álmica (nombre que representa la mente superior y Buddhi); por lo tanto todo progreso evolutivo a través de las sucesivas iniciaciones se dan en el campo psicológico, y pueden ser estudiadas y entendidas como transformaciones y revoluciones psicológicas.
A medida que el hombre atraviesa los procesos intermedios de la evolución humana, va ocurriendo un doble proceso:

1- Se va desplegando el Loto Egoico (“la flor de loto del alma”). Es decir que el Cuerpo Causal se va desarrollando con su elemento principal para la construcción: “la comprensión”. Este nuevo “cuerpo” (en el mental superior), se construye con las “esencias”, es decir, con lo mejor y más verdadero que recoge de la vida de experiencias en el mundo formal. Las esencias y la “síntesis” de comprensión son los “ladrillos” con los que se edifica este nuevo Cuerpo, con materia mental superior.

2- Se va creando, con el resabio de las experiencias, un ente elemental que es al cual los antiguos han llamado “habitante o morador del umbral”. Este ente o egregor es el resultado de todo lo bajo y denso del ser humano; es el cúmulo de vibraciones inferiores que el hombre generó en su vida, encarnación tras encarnación. Esta entidad es el resultado del error y el ‘pecado’ (entendido como toda ilusión que separa de la unidad de la vida). Todo este proceso ha sido necesario por que del largo camino sinuoso del error, han podido nacer las comprensiones tan necesarias para el alma.

Así pues, mientras que el Cuerpo Causal o Loto Egoico se forma y despliega con el fruto más elevado de la vida del hombre, la comprensión y la sabiduría; el habitante del umbral, es el cúmulo de los más bajo y denso generado durante sus encarnaciones.
Podríamos decir que, durante la evolución, el hombre va generando su propio “ángel” y su propio “demonio”, es decir, su Cuerpo Causal desarrollado (y más tarde su “Cuerpo de Luz”), y su morador del umbral.
Ahora bien: En las etapas iniciales de la evolución, cuando el hombre aún no ha entrado en “el Sendero”, el Cuerpo Causal está muy poco desarrollado, como si fuera una flor apenas comenzando a desplegar sus primeros pétalos, mientras que muchos pétalos permanecen cerrados en capullo todavía hasta que vibraciones de comprensión provenientes del mundo de la personalidad humana los hagan vibrar y desplegarse. En estas etapas iniciales, plagadas de experiencias de placer-dolor y de conflictos permanentes, va tomando forma y ‘vida’ el yo psicológico básico del hombre; adquiriendo forma y sentido el “yo” y “lo mío”, hasta alcanzar elevadas proporciones de violencia y descontrol. El resabio vibracional de tal condición psicológica de ego-ismo y ego-centrismo es la raíz de la separatividad, lo cual es el productor de la rueda de karma y reencarnaciones.
Este centro ilusorio o yoidad personal que se siente y experimenta separado del resto del mundo, tendrá transformaciones a medida que la evolución del hombre prosigue su marcha, pasando de ser un ego burdo y pasional, a ser un ego intelectual, y luego un ego religioso o espiritual, pero ego al fin. (Aclaramos que hablar de “ego espiritual” es un contrasentido…, como se comprenderá).
La sensación de ser un “yo” va cambiando de polaridad y plano según el desarrollo del peregrino. Mientras en la primera etapa la identificación está en lo físico y en los apegos materiales y posteriormente en el apego afectivo y emocional, en una siguiente etapa la conciencia se polariza más en al plano mental, pasando el peregrino a identificar su “yo” más con sus ideas, pensamientos y creencias. Si bien aquí, el ‘yo’ intelectual ha avanzado respecto del ‘yo’ casi animal del hombre primitivo, aún en las ideologías e ideales aparentemente más “elevados” o espirituales, la separatividad puede estar presente, por apego. Por lo tanto, debe llegar la etapa, y llegará, en la cual este centro ilusorio del “yo”, irá siendo alquimizado, paso a paso, hasta alcanzar la liberación de la esclavitud al sentimiento de separatividad.
Todo el proceso por el cual se llega a tal Liberación final es el camino iniciático, el cual es estudiado en los círculos esotéricos.
Al principio del peregrinaje de la mónada por la evolución humana, no hay diferencias entre el ser humano y el habitante del umbral, ya que todas las bajezas y errores forman parte, en esta etapa, de su misma ‘identidad’; es decir que el hombre es uno con cada sentimiento, pensamiento o acto pecaminoso o cruel; es él mismo el protagonista. Pero cuando el hombre empieza a vivir las primeras etapas del proceso iniciático, entra por un camino de descubrimiento de ideas y principios éticos universales por los cuales vivir, que dan nueva dirección y sentido a su vida personal, por lo cual va desechando las viejas conductas de egoísmo y separatividad. Pero cuando intenta transitar este nuevo camino, ve que en su misma naturaleza psicológica aún viven las tendencias de hábitos añejos que tienden a separarlo de sus ideales. Es aquí, justamente, donde comienza verdaderamente el conflicto interno entre “lo que debo y no debo”, entre “lo bueno y lo malo”, etc.
Este conflicto interior presente revela la condición interna del alma, que al menos, ya ha pisado el Sendero hacia la primera iniciación; aunque tal conflicto psicológico perdurará (aunque con variantes notorias) hasta la tercera iniciación y umbrales de la cuarta, tras la cual el conflicto psicológico entre bien y mal, desaparecerá.
Es justamente en este período, el de la 4° iniciación, donde todas las vibraciones densas y cristalizadas que se manifestaron durante las experiencias del alma en la materia, en sucesivas encarnaciones, deben ser desvitalizadas y finalmente consumidas. Esas innumerables vibraciones densas que fueron alimentadas durante las reencarnaciones sucesivas, son las que dieron origen alhabitante del umbral, que no es ni más ni menos que las creaciones humanas de las cuales el hombre se debe hacer cargo en un momento de su evolución.
Así como al Cuerpo Causal llegan las vibraciones de luz de la comprensión que el hombre va adquiriendo, el proceso de formación de ese depósito de Luz va dejando tras de sí, una “sombra”, como residuo de las experiencias, y tal sombra es el cuerpo de deseos al cual eventualmente el hombre deberá enfrentar como un ente o ‘habitante’ que se interpone en su Sendero hacia la Liberación. Tal Liberación interna supone e implica la disolución del deseo, la posesividad y la ignorancia, es decir, la destrucción final del habitante del umbral.
Este “habitante” oculto pero muy activo en el interior del hombre, es en realidad kama-manas, es decir, deseo y mente fusionados como una sola entidad que ha adquirido tal fuerza que se puede llegar a considerar como un ente separado de la voluntad superior del hombre. El kama-manas es el ilusorio yo inferior, formado por todas las tendencias y grados vibracionales inferiores.
Como se explicó, en las primeras etapas evolutivas el hombre mismo es kama-manas, él es su deseo…, pero después del paso de ciertos procesos iniciáticos evolutivos, el hombre logra “separarse” de sus deseos (si se puede expresar así), a través de su adhesión a ideales y principios más elevados; es decir que ha cambiado notoriamente el foco de su identificación. Esto lo conduce a través de una lucha interior entre las energías de sus bajas pasiones e intereses, y el impulso de “la voz de su conciencia”, que ha comenzado a hacerse sentir.
Todo esto trata en realidad del cambio vibracional de la conciencia. Una forma de conciencia está muriendo, mientras que otro de mayor nivel vibratorio está naciendo.
El momento del Armagedón interno finaliza con el fin de esta lucha entre vibraciones, en la cual el hombre se enfrenta a su propio morador del umbral. Pero entonces ocurre que ya no lucha más…, sino que lo acepta, por verlo como su propia sombra. Puede entonces ver en su miseria a la miseria humana, y se compadece de su propia sombra y de la humanidad.
Así…, durante este encuentro con su propio “habitante” y la aceptación del mismo, con compasión y sin resistencia, llega a su fin la lucha, por que el Amor ha vencido, y se cumple lo que el Nazareno dejó hace dos milenios como enseñanza poco comprendida:
“Ama a tu enemigo…”
Ese amor es el fin del conflicto.
El “umbral” es el límite entre el plano de la mente y Buddhi. Nadie que no ame a “su enemigo”, es decir, que no acepte a su propia sombra, puede superar el aspecto conflictivo y dual de la mente psicológica.
La aceptación y la no resistencia es la llave que abre la puerta a la Conciencia búdica.
El morador del umbral puede adquirir diversas formas etéricas, y plasmarse como purga y enfermedad, y puede incluso aparecerse a ‘su creador’ como fantasma con horrendos rostros, tal cual los íncubos y súcubos de las leyendas; pero no es más que el rostro del paso del tiempo evolutivo plagado de dificultad, dolor, e ignorancia, por el cual el alma humana ha tenido que ‘viajar’ estación tras estación…
Cuando esto es comprendido, todo miedo cesa, y el amor vence.
Que la Paz del Aura de la Jerarquía nutra vuestras almas.

Instructor Solar.


jueves, 20 de octubre de 2016

Espejos de Luz, Paz y Amor





“ El Sol pulsa radiaciones de Paz,
El Sol pulsa radiaciones de Luz,
El Sol pulsa radiaciones de Amor Divino.
Desde el corazón del Sol, como Ángeles en vuelo,
descienden “Lenguas de Fuego” a la Tierra.
Estas emanaciones portan frecuencias de un Nuevo Tiempo,
de una Nueva Conciencia, de un Nuevo Hombre.
¡Benditas las almas que pueden integrar e irradiar esta ‘Presencia’! ”.


Meditad en estas frases; dejad que resuenen como mantras en vuestra interioridad. Aquietando vuestros parloteos mentales podréis sentir el eco resonante de estas verdades en vuestra conciencia.
Al entrar en meditación, es decir, en el silencio y palpitante vibración de“La Presencia de la Vida” que os compenetra más allá de los circuitos de las hondas mentales movidas por emociones y deseos pasajeros; al entrar en la Vibración de La PRESENCIA UNIVERSAL sentiréis la Paz, la Luz y el Amor que manan como un Manantial desde una Fuente Solar inagotable.
La meditación será vuestra manera de comprobación y certeza, ya que la meditación hace que los ‘dichos’, relatos místicos y conocimientos esotéricos se tornen ‘experiencias vívidas’, reales y tangibles.
El lugar del CONOCIMIENTO es de “señalación”; es como ‘un mapa’ que os muestra el camino interno a recorrer y os da confianza y os anima a transitarlo; y la meditación es el tránsito real por el Sendero.
El peregrino comienza el camino de la vida consciente evolutiva a través de la Luz del Conocimiento, observando el camino a recorrer en “el mapa del Conocimiento”. Pero llega un instante en la vida del alma en el cual el peregrino ya no se conforma con “el reflejo” del Sendero en el mapa del conocimiento, sino que siente la necesidad de transitarlo con sus propios pies, descubriendo, experimentando la Verdad por sí mismo. Entonces relega la intelectualidad pura a un segundo plano (sin descartarla) y comienza a “observar” y a “sentir” los movimientos externos e internos de la Vida, hasta que descubre y ve que entre ‘lo externo’ y ‘lo interno’ no hay separación, son el ‘anverso’ y el ‘reverso’ de una misma cosa… Comienza así el largo y encumbrado camino de “des-ilusión” que conduce a la mente desde la condición de separatividad al estado de unidad.
El CONOCIMIENTO es fuente de Vida y esperanza para las almas sin rumbo, para todas aquellas mónadas peregrinas que en sus “envases álmicos humanos” transitan el nivel de experiencia material, teniendo que vagar por caminos de error, confusión y oscuridad, antes de encontrar algo más seguro en donde poder reposar…
Después de un largo peregrinar por la vida material, encarnación tras encarnación, experimentando el placer y el dolor, las mónadas peregrinas en sus “burbujas álmicas” encuentran el Oasis del GÑANA, “El Conocimiento”, al cual ya no abandonarán jamás mientras dure la Instrucción interna. Este período álmico es el “probatorio”, antes de entrar en el extenso Sendero Iniciático; y la Iniciación de la Conciencia comienza cuando la “Instrucción Interna” ha llegado a cierto nivel que produce por atracción magnética, y según la necesidad álmica evolutiva, “LAS PRUEBAS”.
Cuando las Pruebas Iniciáticas comienzan se puede afirmar que el alma ha puesto firmemente sus pies en el Sendero de la evolución consciente; y en cada avance sale el peregrino cada vez más de los caminos oscuros de la materia, es decir, del aprendizaje inconsciente por el dolor. Esto no significa que el dolor desaparece por completo, pero se alquimiza y se sublima, según el nivel de CONCIENCIA CONSCIENTE que el alma va conquistando.
Todo esto es un proceso energético, y el percibirlo es MEDITACIÓN. Se observará que aquí no se está hablando de “técnicas de meditación”, que las hay muchas y muy variadas, sino de una Meditación Única que se desprende naturalmente del proceso álmico iniciático.
Esta Meditación no es buscada, “practicada”, no es un “método” o “práctica” especial o particular, sino un estado consciente-reflexivo y muy dinámico, de constante aprendizaje, que mana del alma.
Esta es la verdadera MEDITACIÓN, donde no hay lugar para el “deseo de ser”, para la “ambición de logros” y metas espirituales y metafísicas…, todo lo cual, en el fondo, es energía del ego inferior o yo psicológico.
No estamos echando por tierra a las múltiples técnicas de meditación que existen en el mundo humano, sino mostrando que, aunque pueden se útiles y necesarias en una parte del Sendero de la Conciencia, tarde o temprano revelan su condición de “insuficientes” para el individuo, ya que las técnicas no pueden dar la Sabiduría. “La Luz de la Sabiduría manará del alma por sí misma cuando el Manantial Interno se haya llenado, y el ‘Agua’ pueda entonces fluir sin barreras”.
Quien conoce las líneas del conocimiento esotérico sabrá muy bien de lo que estamos hablando: “Solo cuando el Cuerpo Causal (Burbuja álmica, Flor álmica o Loto Egoico) se ha llenado de Comprensión, puede el ‘Agua de Vida’ (Sabiduría) fluir, y la Flor de la Vida en el corazón de la Burbuja, emanar sus aromas (Amor).
Hasta que tal proceso de maduración del alma humana no llegue a cierto punto de progreso, de poco le servirá seguir técnicas de meditación desde la concentración mental, ya que todo ello pertenece a lo exotérico, y porque la verdadera meditación es esotérica, y llega como emanación de la Mónada y el Alma hacia la región de la Personalidad.
Cuando esto es debidamente entendido, la actitud del estudiante con la Meditación va cambiando, gracias al “conocimiento” interno.
“El corazón del Sol pulsa radiaciones de Paz, pulsa radiaciones de Luz, pulsa radiaciones de Amor…”, dijimos al principio de este contacto; y estas palabras son manifestadas como “indicadores” de una verdad que cada estudiante deberá reconocer por sí mismo, aprendiendo a aquietar las energías de sus vehículos inferiores, para poder así “percibir”, “sentir” e “intuir”. La contemplación directa de esta verdad es MEDITACIÓN.
Compruebe cada estudiante la verdad que emitimos en palabras y frases con su propia experiencia. Al hacerlo, en “espejos” de esa PAZ, de esa LUZ, y de ese AMOR os convertiréis.
Pax Cristi
Instructores Internos

domingo, 25 de septiembre de 2016

El Discípulo y el Vacío





Amados estudiantes:

Sois portadores de La Llama! Cuando un estudiante se vuelve agudo, tesonero y perspicaz en sus observaciones e investigaciones de la vida, se vuelve un instrumento del Sol en la Tierra. Esta es la primera cualidad de calidad que es necesaria para que un estudiante se transforme en DISCÍPULO: la apertura, la sensibilidad, la agudeza.
Sin esta primera cualidad despierta el discípulo no existe, no nace… Discípulo de la Vida es el ser que se vuelve sensible, sensitivo, intuitivo, con las señales internas que de muchas y variadas maneras se encuentran presentes en el diario vivir. En todas las cosas existe “la Voz del Sol, de la Vida”, pero solo los agudos, despiertos y perspicaces pueden ‘ver los signos’, “escuchar esa Voz”…, sin confundirse con sus propias proyecciones de fantasías.
El buscador de las verdades eternas muchas veces se introduce en el estudio esotérico pensando y esperando encontrar allí, a través de las ideas e instrucciones proyectadas por otros, respuestas claras al “misterio”. Pero “el misterio” no puede ser develado con el frío intelecto.
La erudición es uno de los resultados del estudio prolongado que realizan los estudiantes, y solo lleva a una cosa: una mente llena de ideas, de pensamientos, es decir de “objetos” en el plano mental; todo lo cual deberá ser abandonado para poder escuchar verdaderamente LA VOZ DEL SOL, que habla en las cosas más simples, como en las más complejas…; en la hierba, en la hormiga, en el ave que planea…, así como en algún escrito o en la locución despierta de algún hombre.
Esa Voz se puede expresar de muchas y variadas maneras, pero solo una mente vacía, silenciosa, y con gran alerta y sensibilidad puede escucharla. Una mente tan solo erudita jamás posee tal agudeza perceptiva, sutil…
La erudición es parte de un camino, ciertamente lo es…, ya que antes de “abandonarlo todo”, la mente debe lograr la destreza de poder concentrarse, comparar, razonar lógicamente…, sí; estas cosas son conquistas que todo estudiante debe realizar; pero esta no es la cumbre del progreso sino tan solo ‘un escalón’ que el estudiante debe pisar firmemente, antes de poder subir al siguiente escalón, el del VACIAMIENTO, el escalón del DESAPRENDER.
No basta con saber que el desaprender es necesario, sino que hay que “realizarlo”, vívidamente, realmente. Decimos esto por que vemos a muchos estudiantes engañarse a sí mismos cuando, pensando en el desaprender y expresándose como partidarios de este aspecto de la enseñanza, no la ponen en práctica…, aunque piensen lo contrario; y las evidencias están en sus mentes aún llenas de prejuicios, creencias y tabúes no resueltos, que por sí mismos aún no ven…
Este es un tema arduo, pero es uno de los principales que debe auto-cuestionarse todo estudiante.
Algunos se engañan pensando que deben seguir acopiando información, basándose en la idea de que antes de vaciarse, hay que llenarse; que “el llenado” es lo primero antes del “vaciado”; es decir, que “la construcción” es necesaria antes de “la destrucción”… Esta idea, correcta desde un ángulo de visión racional lógico, tiene más de una interpretación, y nos podemos encontrar aquí en el terreno de la paradoja. Algunos estudiantes cometen errores de interpretación en este punto por no ir más allá de la simple lógica. El sendero espiritual es un camino sinuoso donde es requerido un “ojo de águila” para resolver obstáculos, con los cuales a veces la simple lógica no puede…
El pensamiento lógico racional lleva a la idea de que “primero” es necesario llenarse, para recién “luego” vaciarse”… lo cual requiere de ‘tiempo’; pero en el área espiritual eso es falso; por que el vaciamiento, el desaprender, debe ser permanente, continuo, en todo momento. Es decir, que aún durante el estudio, la observación o cualquier actividad, el vaciamiento puede estar presente… Es una cuestión de actitud.
Quien estudia para “acopiar” intelectualmente pensando que el “desaprender” llegará más tarde, en un “tiempo futuro”…, está confuso; sin verlo, se engaña…, ya que no estará interpretando bien el espíritu de las verdaderas enseñanzas del VACÍO. El acopio de información con apego e identificación, por más vital o sagrada que la información pueda ser considerada es contrario al DESAPRENDER.
El acopio depende del tiempo y de la memoria, que es el archivo del acopio; mientras que el Vacío es atemporal, eterno.
El DESAPRENDER es una actitud interna de gran apertura, sin apegos a nada, ni a deseos, tendencias, o ideales…, a nada; y con esa actitud siempre presente y viva en vuestro interior, podéis hacer lo que os plazca, que siempre seréis nuevos, frescos como la flor y la hierba… Una mente así es la que se pide a los estudiantes, y solo los que llegan a ello son “discípulos”…; pero no hablamos aquí de discípulos de algún “Maestro” de largas túnicas…, lo cual es proyección psicológica infantil; sino “Discípulo de la Vida”, es decir, alguien capaz de escuchar “La Voz” sutil en todo, y aprender de cada cosa…
Hablamos así para descristalizar las mentes de los estudiantes, que vemos llenas de fantasías e ilusiones, lo cual es raíz de Ignorancia. La verdad está en la percepción directa, sin proyecciones psicológicas, y esto solo puede suceder en el AHORA, en una mente vacía de condicionamientos.
Una mente vacía no es una mente “muerta”, como algunos parecen interpretar, por que el Vacío del cual hablamos es una PRESENCIA repleta de vitalidad. El vacío interpretado como “ausencia”, como “falta”, es lo que perturba la mente condicionada del estudiante; debido a que aún no puede ver que en ese Vacío hay Presencia Total: LIBERTAD!
Quien no comprende el Vacío de una manera nueva, profunda…,
no puede ser DISCÍPULO.

El Vacío se vive, no se piensa…

El Vacío es la única manera de vivir el AHORA, sin tiempo psicológico.

El Vacío ha sido poco comprendido en la humanidad, aún entre los estudiantes…, pero es la clave de la Enseñanza que llevará al hombre a su REVOLUCIÓN INTERNA, la única capaz de transformar verdaderamente al mundo. 

Todo se reúne y resume allí…, en esta Enseñanza.

No hay Amor sin Vacío!
Esta es la verdad…
No importa cómo se quieran colocar las palabras…,
esta es la verdad.
Aprended pues, el arte del vivir!!
Aprended el arte del Vacío!!,
Y llenos estaréis…, ‘repletos’ de una sola cosa:
De AMOR por toda la Vida.

Solo en el Vacío veréis nacer el Amor por todo en la Creación, 
por cada criatura,
por la flor, por el arroyo, por el gusano, por la humanidad…
Solo en este Vacío puede surgir “La Voz Solar”,

 que resuena en todas las cosas
con un tono inconfundible de “UNIDAD”.
Por que…, después de todo…, amados estudiantes:
TODO ES VACÍO.

Vosotros sois Vacío, vosotros sois la Presencia Solar de al Vida Una; por que ambos aspectos son como las dos caras de una misma moneda: el “VACÍO”, infinito, religiosamente silencioso, sagrado…, y la “PRESENCIA”, eterna, el Sol, el Amor Universal en todo…
Este mensaje pone de relieve la enseñanza más importante que sintetiza aquello que ya fue ofrecido.

Quien tenga ojos para Ver, que vea…
Quien comprenda cabalmente esta enseñanza, nada más necesita…
YO SOY el Sol en vosotros.
Vacío en la Forma, Forma en el Vacío…
YO SOY EL QUE SOY


                                                               

Alexis B.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

El viaje de los Espíritus Virginales y las Leyes Evolutivas



El Sol guía a las almas hacia su “despertar”. Las almas humanas vienen de ser “vasijas” vacías que fueron llenadas por experiencias de vida mineral, vegetal y animal, antes de convertirse en “cálices” humanos. Es por este motivo que, en el transcurso de la Evolución del los Espíritus Virginales (Mónadas), son recogidos y acopiados en la vasija álmica los resultados de las experiencias en los reinos infrahumanos(1).
Durante este recorrido cada Espíritu Virginal viaja de un reino de vida a otro recogiendo las experiencias de muchas formas vivientes a las cuales está adherido. Es decir que en la “vasija álmica” del Espíritu Virginal se van “guardando” las experiencias simultáneas de minerales, luego de vegetales y más tarde de grupos de animales, atravesando especies diferentes de vida en cada reino en forma de “subida escalonada evolutiva”.
Este acopio de experiencia en los reinos menores de vida sucede hasta que la “vasija álmica grupo” ha adquirido la suficiente luz que la capacita para recibir la experiencia de la “vida individual”.
La conversión del ‘alma grupo’ en ‘alma individual’, humana, es un paso evolutivo importante y trascendente en la Evolución de la Conciencia, ya que la conciencia del mineral, que pasó más tarde a la vida vegetal, para transmigrar luego a la conciencia grupal animal, llega a un punto clímax de inflexión desde donde proseguirá en camino evolutivo como “alma humana”, con consciencia individual.
En “la forma hombre” nace con más fuerza la conciencia del “sí mismo”, lo cual ya se había estado gestando en la vida animal más adelantada.
Cuando el “alma infrahumana” pasa de los arquetipos más avanzados de su especie a la ‘forma-hombre’ se transforma en “alma humana”, comenzando a partir de allí todo un nuevo recorrido de experiencias únicas y diferentes a lo que el alma, en su fase infrahumana, estaba acostumbrada. Claro es que, por este motivo, también ocurre que el ser humano conservará en su interior resabios de la vida grupal primitiva, especialmente del reino animal (porque en este reino se reúne el acopio también de los reinos anteriores); lo cual deberá ir transmutando y reemplazando por el despertar de una vida más consciente en niveles superiores del ser, niveles aún inexplorados por el alma infante, pero que no tardará en conocer, para luego conquistar.
El ‘alma humana’ es pues, el “Cáliz” (Cuerpo Causal) en el cual irá recogiendo el resultado de las experiencias humanas en forma de “Comprensión”.
Esta última palabra: “COMPRENSIÓN”, es la palabra clave en camino evolutivo del alma humana. Llegar a ser una entidad viviente con derecho a la INDIVIDUALIDAD consciente es un gran paso en la Evolución, pero bien se dijo que este es apenas el comienzo de un largo sendero.
La “Evolución” comienza en el punto de inflexión entre el “arco descendente” y el “arco ascendente” de la Vida, que como ya se ha explicado en otras ocasiones, se produce en descenso hacia la manifestación material progresiva de la Vida del Espíritu Divino, para ir luego, en ascenso, escalando a la Región Espiritual desde donde provino la Gran “Oleada de Vida”; pero en este ascenso encumbrado, la Vida regresa en forma de CONCIENCIA CONSCIENTE, repleta de “cualidades”, recogidas como resultado de la asimilación de las innumerables y multifacéticas experiencias en las regiones materiales de la existencia.
Es así como procede la Evolución en todas las cadenas evolutivas planetarias del Universo; pero no debe pensar el estudiante que todo es como se experimenta en el Planeta Tierra, ya que las “espirales evolutivas” de cada planeta se encuentran en procesos de escalas diferentes, por lo cual, existen planetas cumpliendo cadenas-espiral en regiones más densas a las de la Tierra, y otros planetas cuyas espirales evolutivas están en esferas inmateriales, y existen tantísimos planos o dimensiones donde diferentes mundos-planetas evolucionan con sus correspondientes procesos.
Pero aunque por diferencia de planos hay que aceptar la multiplicidad, también se debe aceptar la unificación de la LEY, ya que todos los planetas, en todos los planos obedecen por igual a la Ley de Ciclos, la cual procede en forma de espirales descendentes y ascendentes, en forma continua y sin fin, con intervalos de “ritmos” (Ley de Ritmo) entre la “manifestación” y la “Inmanifestación”.
Las Leyes de Vibración, Polaridad, Ritmo, Ciclos, Correspondencia, etc. existen por igual en cada plano donde siempre actúa la Gran LEY DE EVOLUCIÓN, contenedora de todas las demás.
Pero existen también leyes de la Naturaleza que son propias de cada plano, y que por lo tanto, actúan en un plano de vida y no en los demás. Un ejemplo de esto es la Ley de Gravedad, la cual actúa en los mundos materiales y no en los mundos espirituales. Cuanto mayor es la densidad material de un astro, mayor será la fuerza de gravedad, y por el contrario, ocurre que, esta Ley empieza a perder influencia a medida que la masa vibratoria de un planeta asciende a regiones más inmateriales. La Ley de Gravedad es una forma de magnetismo por atracción de los cuerpos. La “gravedad” es pues, una forma especial de la Ley de Atracción para los cuerpos físicos materiales, pero la Ley de Atracción actúa de muchas otras maneras en los diversos planos o niveles vibratorios, como es sabido. Así que, como se vio en el ejemplo, hay leyes que son “locales”, mientras que otras son “universales”, y las ‘leyes locales’ de la Vida son siempre subsidiarias de Leyes mayores.
Volviendo al tema anterior sobre “el alma humana”, y enlazando con el tema tratado posteriormente de las Leyes de la Vida, todos los estudiantes deben conocer que, así como existen Leyes Universales y Locales que sirven como los “motores” para enhebrar la Vida en los distintos planetas, también existen Leyes que operan en el mundo de las almas. Veremos especialmente las leyes que rigen el proceso de la “experiencia individual” de la vida, por la cual pasan todos los Espíritus Virginalesdurante la faceta denominada “reencarnaciones”. Estas leyes que rigen sobre la Evolución de las almas humanas son:


1- La Ley de Karma.
2- La Ley del Deber (Dharma).
3- La Ley de Sacrificio.


Es en ese orden como comienzan a funcionar las leyes en el transcurso evolutivo del alma humana, pero esto no significa que al término del funcionamiento de una, comience la actividad de la siguiente…, porque no es así como funcionan, ya que se van entremezclando, funcionando integradamente, variando la proporción y el porcentaje en que actúa cada Ley según dónde está situada el alma en el Sendero evolutivo. Veamos:


La 1° Ley, “KARMA”, ejerce su función especial desde el proceso de la Individualización hasta que el alma humana ha adquirido diversas experiencias de comprensión a través, fundamentalmente, del error y las fricciones materiales. Esto lleva, para los Espíritus Virginales, muchas vidas.
La 2° Ley, “DHARMA”, ejerce su influencia a partir del despertar de un sentimiento que nace en el interior del alma humana que ya ha acopiado cierto nivel de “luz y propósito”. Largas vidas a través de un aprendizaje a través del acierto y el error (karma) han encendido en el alma una luz de comprensión diferente que la hace acreedora de un nuevo sentimiento o impulso interno que se hace sentir como “deber”. Esto esDharma, ‘el sentido del deber’, el cual proviene desde el alma. Este impulso puede referirse a diferentes actividades y aspectos de la vida, dependiendo esto del grado de maduración de cada alma y del ‘Rayo’ al cual pertenece el alma, pero se experimenta como “llamado” a realizar una determinada labor para la cual el alma ya tiene cierto acopio meritorio de comprensión y que consumará con la concreción de su anhelo, completando así (y a la vez) cierto desarrollo álmico.
El DHARMA es pues, Ley de Servicio y crecimiento para las almas humanas, pero se hace presente en las almas que ya han transitado un buen tramo de la senda evolutiva a través del Karma.
La 3° Ley, “SACRIFICIO”, se desprende del Dharma, siendo una profundización de esa Ley, actuando en las almas humanas preparadas y avanzadas, capaces de olvidar (‘sacrificar’) su “individualidad” por el bien comunitario.
Así como la Ley Kármica es la que recibe al alma infrahumana a su nuevo estado de ‘individualidad’ y la conduce por la Senda de la vida humana, atravesando un caudaloso río de experiencias y descubriendo así el sentido de la ética y del deber (Dharma); así también, y finalmente, la Ley de Sacrificio es una puerta o pasaje para la salida del estado de conciencia individual hacia la Conciencia Crística o Conciencia de Unidad.
Solo pueden conectarse a la acción de la ‘Ley de Sacrificio’ las almas que van saliendo del estado de separatividad individual, a través del proceso de “cristificación”.
Hemos conducido hoy al lector por un viaje desde el alma infrahumana(conciencia-grupo) al alma humana (conciencia individual) para finalmente, con el conocimiento de la acción de las Leyes, llegar al alma divina o solar, la cual regresa a la UNIDAD, pero en forma “consciente”, después de atravesar por los diversos y nebulosos espejismos de la vida sensorial.
Tal es “EL GRAN VIAJE” de todos los Espíritus Virginales nacidos como “chispas” desde el gran Fuego Solar, pero que como ‘Llamas conscientes’ llenas de colorido y comprensión regresan a su Origen, después de su larga travesía.
Después de recorrer esta extensa ‘Travesía’, los Espíritus, que después de este Viaje ya no serán más “virginales”, pasarán a nuevas Ruedas evolutivas en posteriores períodos de Vida, es espera de nuevas aventuras para La Conciencia.
Amantes del cosmos 




1- Reinos infrahumanos: Los 3 reinos menores de vida, mineral, vegetal y animal, (‘menores’ en relación al 4° reino, el humano).

domingo, 11 de septiembre de 2016

El Loto


             



El Plan Divino de Evolución álmica-humana ha sido “sembrar semillas” en los corazones de los hombres, contenedores en esencia y latencia de todos los atributos solares de la Divinidad.
El Sol ha querido sembrar la Tierra con millones de semillas luminosas y regarlas luego, edad tras edad, raza tras raza, generación tras generación, con el propósito de recoger “los frutos” de esa siembra estelar. Esos “frutos” son las cualidades álmicas adquiridas con la evolución: Paz, Bondad, Compasión, Mansedumbre, Ecuanimidad, Sabiduría, Piedad, Misericordia, etc.
La flor de loto es una fiel y bella representación de la evolución álmica humana: El brote de la semilla, el crecimiento del tallo, la consiguiente formación del capullo, y la apertura de sus pétalos hasta abrirse la flor totalmente desplegando al fin todas sus cualidades de belleza, colorido y fragancias.
La semilla de la flor del loto permanece en terreno lodoso, y allí echa sus raíces para convertirse en flor.
El orden evolutivo humano es análogo a este ejemplo, ya que el alma transita su evolución y echa sus raíces en ‘el lodo’ de las debilidades humanas y miserias del mundo, teniendo que resurgir de ese estadío a través del sacrificio, la voluntad correctamente encaminada y el conocimiento, elevándose del lodo de su inferior naturaleza hasta los cielos del corazón amoroso y la mente iluminada.
Encarnación tras encarnación el alma humana transita el sendero del saber a través de la experiencia dolorosa. Conoce el dolor del hambre, del frío, de la indiferencia, del abandono, experimenta el encierro, la marginación, la soledad y la falta de amor. Transita el sendero de una seguidilla de experiencias lentas y dolorosas, paso a paso, vida tras vida, va de un polo al otro, y comienza entonces a COMPRENDER…
Estas experiencias vitales van dejando huellas que terminan por dar frutos de comprensión. El alma que en encarnaciones diversas sufrió los embates de la soledad, de la pobreza, la violencia, la incomprensión, el desamor…, se va volviendo naturalmente compasiva, piadosa y sabia. Comienza a sentir el dolor ajeno como propio, pues intuitivamente conoce las experiencias de dolor, ya las ha vivido…
Más tarde, cuando la flor ya va desplegando más abiertamente sus pétalos, el alma se ilumina guiando al corazón del hombre hacia obras caritativas, emprende acciones de servicio a la vida y se vuelve un defensor de la Paz y de lo Justo. Más tarde…, en el cenit de su maduración y belleza, el ser se vuelve meditativo y la flor se convierte en UN FARO DE LUZ, PAZ Y AMOR.

Los 12 pétalos se han desplegado:
3 pertenecen al “CONOCIMIENTO”, 
3 al “AMOR”, y 3 son de “SACRIFICIO” 
los 3 pétalos internos revelan la “VOLUNTAD” espiritual. 
Al abrirse entonces todos los pétalos del loto, se revela “la perla interior”, la Sagrada Identidad Divina del hombre en la UNIDAD.
Tal es el recorrido itinerante del alma humana en la Escuela-Tierra.
Cientos de miles de “capullos” florecen hoy en el Planeta, y los tiempos críticos en la Humanidad han sido y son el “lodo” que ha permitido su floración. Comprender esto es ver la Luz en la aparente oscuridad.
Paz en los corazones 
   




                                                 

lunes, 5 de septiembre de 2016

El Camino consciente del alma




Pregúntense si están en la vía correcta, el la que más necesita y conviene a vuestras almas. Examinen el sendero transitado y observen vuestro sentir.
Esta es la primera pauta que un peregrino debe observar para iniciar el Sendero interno, es decir, el camino de la evolución y transformación responsable y consciente de la conciencia.
Es el Sol Búdico en el interior del peregrino el que alumbra el camino a seguir, pero ocurre que las energías materiales más densas, de deseos y mandatos psicológicos familiares, culturales, religiosos, etc. presentes en los vehículos que conforman la personalidad humana, tienen sus propios objetivos y propósitos, comúnmente opuestos a la Voluntad y Propósito Solar. Este asunto debe ser considerado con detenimiento por el estudiante, con reflexión, porque no es un tema de fácil dilucidación.
Las energías de kama-manas (‘deseo’ y mente inferior adherida) conforman una coyuntura de tendencias, hábitos, ideas y emociones que en su estructura psicológica de “identificación” generan lo que llamáis ‘ego’ o ‘yo’ inferior.
Este yo inferior, personal o psicológico es básicamente “identificación” de la mente con los objetos materiales y los objetos de deseos, y con emocionalidades e ideas rígidas, no creativas, sino dogmas fijos que funcionan a manera de mandatos internos (de orden inferior).
Esta es (aunque es simple la explicación ofrecida) la base constitutiva del “yo”, de lo que llamáis “persona”. La persona humana es como una “máscara” transitoria del alma; también se podría ejemplificar diciendo que es “el actor” que representa un papel momentáneo en la Gran Obra de la vida del alma.
A lo largo de su larga travesía evolutiva, el alma desempeña muchos ‘papeles actorales’, siendo cada uno una encarnación del alma en una nueva personalidad humana. Esta es la travesía evolutiva del alma; un extenso recorrido en el cual el alma se obliga a sí misma, por voluntad de la Mónada, a tomar una y otra vez vehículos materiales en el mundo formal, es decir, “máscaras”, para representar un determinado papel actoral con características particulares cada vez. Siempre existe una correlación entre cada papel desempeñado por el alma en sus encarnaciones sucesivas, ya que hay una hilación evolutiva dirigida por la Mónada y por los Señores del Karma, que son quienes rigen y dirigen el destino ascendente de todas las almas. Por lo tanto, el alma siempre está progresando en comprensión, papel tras papel, máscara tras máscara, en una cadena organizada de existencias, extrayendo la esencia de cada vida vivida en la forma humana. Esas “esencias” que son extraídas de cada existencia material son las que van llenando la “burbuja álmica” de un ingrediente sutil: SABIDURÍA.
El proceso finaliza cuando la “burbuja álmica” ya se ha llenado por completo de Luz de Comprensión, y ya se la puede ver brillando semejante a un Sol Dorado de Amor-Sabiduría. Cuando esto sucede ya el alma no necesita más encarnar, es decir, no necesita ya representar “papeles actorales” en la materia, porque ya ha descubierto su real naturaleza, ya se reconoce a consciencia como el ‘Ser’ que ha estado oculto tras todas aquellas “máscaras”, una y otra vez… Cuando el alma alcanza así la comprensión intuitiva del SÍ MISMO, del SER, deja toda identificación con ‘las máscaras’, y se libera de las tendencias, ilusiones y fantasías propias de las máscaras. Esto significa que el alma ya ha aprendido a captar las esencias, y a no dejarse engañar por la máscara de las apariencias y de las formas. (Esto incluye los espejismos de los deseos y las ilusiones mentales de las ideas).
Alcanzar tal estado de liberación es cierto grado de Sabiduría, es Buddhi activo como consciencia, esto es: Cristo vivo en la esfera del alma humana.
Si el alma encarna nuevamente después de esta Iniciación, será por Ley de Sacrificio y Servicio, y ya no por karma, movida por la necesidad de conquistar autoconsciencia.
Es por este motivo que al inicio de esta transmisión se indicó el camino de la reflexión para la toma de consciencia, porque el peregrino puede llegar a desaprovechar o a no aprovechar al máximo posible la oportunidad de progreso de su alma en su actual encarnación, si es que vive mecánicamente, irreflexivamente, sin preguntarse nada, sin observarse, sin estar alerta y atento a su mundo interior. Este “dormirse” ocurre cuando la mente se apega y aferra a los sentidos físicos y se deja influenciar y manejar por los indómitos deseos pasionales de todo tipo. Esas corrientes de energías astrales y mentales inferiores conforman, como se explicó, el yo inferior, y en su hábito mecánico representa el estado de conciencia al cual conocéis como “estar dormido”.
Estar ‘dormido’ es no estar consciente, en estado de alerta, es vivir por puro hábito, sin cuestionarse nada y sin considerar el “cambio interior” como posibilidad. Esto es lo que produce los mayores males en el mundo. Por lo tanto “despertar” de sueño de la conciencia sonambúlica es volverse consciente de la vida, de las corrientes astrales y mentales y de sus influencias y efectos.
Esto implica necesariamente el nacimiento del DISCERNIMIENTO, el cual conduce por el camino consciente hacia la Unidad de la Vida.
Por eso dijimos al inicio: “vuélvanse conscientes de vuestra vida, observen y vean el camino transitado”; y ahora agregamos: ordénense nuevamente, viendo qué cosas debéis dejar atrás, dejar ir, y qué elementos nuevos sentís que deben ocupar esos vacíos. Esto significa aplicar la energía de la determinación y la voluntad hacia fines claros, con la guía del Sol Búdico, que es el amigo más fiel y la segura guía en cada alma. Esto es: “CAMINO CONSCIENTE”.
Encuentre cada estudiante las respuestas claras a sus profundos interrogantes, y cuando esas respuestas no llegan enseguida, porque pueden hacerse esperar, tomad el camino del mayor bien que vuestra conciencia señale, mientras las profundas incógnitas preparan para su tiempo justo su revelación.
Todo tiene su tiempo en la vida del alma. Interpretar esto es comprensión.
Encended la Antorcha Interna de Buddhi con el don de la Fe y permaneced en Paz.
Todo llega!!, amados estudiantes.
Lo que es verdadero siempre llega al peregrino bien dispuesto y preparado, en su justo momento.
Emprended en Camino entonces, aunque debáis iniciarlo con gastados instrumentos y cansados pies…
En amor:
Jardineros Solares



YO SOY : La Jerusalén Mesiánica






Amados estudiantes:
El Sol ha traído esta vez una enseñanza oculta para ser develada a vuestras almas: “La Jerusalen Mesiánica "
Entrad en la lectura del Apocalipsis Bíblico, el Libro de Revelación, en el capítulo 21, y veréis la descripción de vuestra naturaleza interna más elevada:
Vuestra Divina Presencia “Yo Soy”
Leed con atención el capítulo citado y observad en las descripciones de la “Ciudad Santa” las características y cualidades del ESPÍRITU SOLAR en su descenso al corazón del ser humano. El chakra cardíaco del hombre posee “12 energías”; es el ‘Loto de 12 pétalos’ que describe la filosofía hinduista. Estos 12 pétalos deben desplegarse a través de la evolución hasta que la Flor del Alma esté totalmente desplegada. También existen 12 pétalos internos dentro del Loto de 1000 pétalos de la corona, en la cúspide de la cabeza del ser humano, que lo pone en contacto y armonía con las esferas superiores. Ambos Lotos, el coronario y el cardíaco, están místicamente conectados.
Los “12 pétalos”, en ambos centros, son 12 entradas del Espíritu de Dios, es decir, de vuestro “YO SOY” Divino, el auténtico Ser del Hombre. Hablamos de “12 entradas” porque cuando se han abierto y desplegado los 12 pétalos del Loto Cardíaco en el Hombre cada pétalo es una ‘lengua de Fuego’ de una especialVirtud, y a la vez es una “Puerta” por donde el Espíritu Universal de Cristo puede entrar para derramar sus bendiciones de ‘Vida Una’ a los mundos materiales.
Por este motivo os decimos:
“Vosotros sois la Puerta por donde el Sol Crístico ha de derramar sus bendiciones como un verdadero Manantial de Vida Divina”.
Esto es posible tan solo cuando el peregrino se ha purificado lo suficiente y ha madurado en su interior un sentido de conciencia de “Yo Trascendente”, es decir, cuando ha abandonado las tretas del ego inferior y finalmente se ha entregado al Sol Divino en su interior. Cuando tal condición de vida interna ha sucedido el Sol Búdico-Átmico ‘desciende’, o bien, ‘se enciende’ en “la Plaza central de la Ciudad Santa”, el CORAZÓN y la CORONA y despliega sus coloridas cualidades, tal cual lo expresa el capítulo 21 del Libro del Apocalipsis.
Tal libro es un libro de “Revelaciones”, porque revela la Iluminación crística del Hombre, pero, claro está, que la forma simbólica en que se ha escrito ha confundido a los inexpertos, a los que todavía no tenían “ojos para ver”. El Libro Profético de Juan solo ha podido ser bien entendido por quienes han transitado cierto tramo interno del Sendero Iniciático; pero poco a poco las verdades confusas y ocultas a los ojos del profano se van develando, para que aquello que estaba velado salga a la luz, y todos puedan ver.
Con el Advenimiento de la Conciencia Divina al hombre “ya no habrá noche” porque la Luz estará por sí misma encendida, viva, como Lámpara eterna en su interior. Esa Luz será la Conciencia del ‘YO SOY’ despierta, activa y operante; esta es la Lámpara Búdica del Amor brillando como un Sol en el alma victoriosa del Hombre.
En quien el Sol vive y reina como conciencia despierta y trascendente ya no hay “altares” de adoración, ni búsquedas de guías o ‘gurús’; y ya no existe oscuridad por que el YO SOY eterno lo ilumina todo con Su Luz propia. Este YO SOY es el Sol Crístico-Espiritual (Búdico-Átmico), la Nueva Jerusalén, es decir, la nueva conciencia de SER en el Hombre.
Entrad en el Apocalipsis Bíblico sin temor, con la Conciencia de la Presencia “YO SOY”, y entenderéis con claridad que todo lo que allí se describe es el proceso de purificación interna y el consecuente despertar Crístico-Solar, tanto a nivel del individuo como a nivel de la Humanidad.
Que la Paz Solar mueva en vosotros a la reflexión inteligente, profunda y fecunda.
Instructores Internos




viernes, 2 de septiembre de 2016

La instrucción de los Egos





El armado de estos Blogs es idea de la Jerarquía Espiritual Planetaria. 

Es desde el Ashram de 2° Rayo de Amor-Sabiduría desde donde procede la afluencia de enseñanzas vertidas a través del canal respectivo.
Nosotros obedecemos al Concilio Planetario y Solar de Seres al Servicio del Cristo Cósmico, y nuestra actividad está ‘visada’ por “la Cabeza” de la Jerarquía Planetaria.

¿Quienes somos “Nosotros”?

Somos agentes del Sol Crístico y ayudantes en el Ashram de 2° Rayo, y al mismo tiempo, somos “estudiantes” dentro de la Jerarquía. El nombre de “Instructores Internos” con que firmamos al concluir muchas transmisiones es genérico, pues somos un Cuerpo de Conciencias en integrada comunión cuyo propósito es el servicio a las almas humanas en desarrollo.
Todos, en este “Cuerpo de Servicio” somos discípulos de cierto grado, incluidos aquellos que muchos llamáis “Maestros”. El mismo Logos Planetario es también ‘un Discípulo de cierto grado’, ya que todo está en evolución y aprendizaje en diferentes escalas. Existe un gran rango de niveles y capacidades en este “Cuerpo de Conciencias” al servicio del 2° Rayo de Instrucción. Cada ‘estudiante’, según su capacidad y nivel de conciencia, toma su lugar correspondiente dentro de un orden establecido para que todo funcione debidamente. El Plan de Instrucción de almas tiene muchas y variadas áreas de actividad, estando la mayoría de estas áreas ocultas al nivel de vida consciente de los humanos encarnados. El 90% de la Energía Instructiva se encuentra en actividad en los planos suprafísicos, que es donde asisten los ‘Egos’(1) preparados para las Enseñanzas mientras el cuerpo físico reposa y descansa en su lecho. Tan solo el 10% restante de la actividad instructiva a las almas se desarrolla en el nivel físico, y las podéis observar como los tratados diversos de esoterismo, metafísica y ciencia (palabra empleada en su concepto amplio, no solo empírico). Muchos de esos tratados e investigaciones, que han quedado documentados en escritos y libros, han sido el trabajo de discípulos de nuestro Ashram de 2° Rayo, que han encarnado en cuerpos humanos en distintas épocas y culturas con la misión de desarrollar y plasmar, y a veces “ampliar”, determinado aspecto de “La Enseñanza”.
Es importante aclarar que, igualmente, y más allá del auténtico y valedero esfuerzo de esos hermanos nuestros, todo lo plasmado y documentado en el plano físico está sujeto a revisiones y ampliaciones. Esto se aclara por que vemos a muchos estudiantes encarnados, seguidores de una “escuela” de estudio en particular, que toman todo con una actitud de ‘fe ciega’ y “al pie de la letra”, presuponiendo que lo que esos “tratados” o “libros sagrados” expresan es absolutamente inequívoco, sin posibilidad de error, pensando a veces: “lo escrito aquí es palabra santa”… Esta actitud es errónea y debe ser trascendida por todos los verdaderos estudiantes, si es que en verdad buscan “la Verdad”.
El 10% de la Instrucción espiritual, antroposófica y cosmosófica, que está en vuestros tratados y textos, se han manifestado gracias a inspiraciones, revelaciones y conocimiento intuitivo y esotérico; esto es verdad. Pero los discípulos que trabajaron (y los hay hoy también) para plasmar las Enseñanzas en forma comprensible a través de las ‘palabras’ no eran perfectos, y por lo tanto sus legados instructivos tampoco lo son.
Esto es así inclusive, y pese a quien le pese…, para obras tales como la Biblia cristiana, el Talmud, el Bhagavad Gita, y todos y cada uno de los libros sagrados de las diferentes religiones (para no nombrarlos todos), e inclusive obras como “LA DOCTRINA SECRETA”, la cual aún siendo un gran aporte a la Humanidad, no es perfecta tampoco.
Hemos nombrado tan solo algunos ejemplos, porque son muchos más los que existen y podríanse nombrar, pero lo importante aquí es el sentido de lo transmitido, y pocos ejemplos pueden bastar para el “buen entendedor”.
Los Blogs presentes aquí forman parte de ese 10% de la ENSEÑANZA transmitida al plano físico. Pero ese 10%, con el paso del tiempo se irá acrecentando, y esto sucederá a medida que la necesidad de las almas así lo requiera. Para esto será necesario que el proceso de integración entre ‘alma’ y ‘personalidad’ avance cada vez más y mejor.
El problema consiste en la disociación que aún existe en la gran mayoría de los humanos entre ‘alma’ y ‘personalidad’. Mientras esa disociación exista, muchas almas (Egos) deberán seguir asistiendo a las Aulas de Instrucción en los planos suprafísicos, siendo todavía inmaduras sus personalidades humanas para recibir esas enseñanzas en el nivel consciente del plano físico.
Muchas ‘almas estudiantes’ se encuentran en este estado de crisis disociativa entre el plano del alma y el mundo personal, y Nosotros trabajamos y bregamos por la INTEGRACIÓN. Este aspecto del Sendero, la INTEGRACIÓN, es de fundamental importancia en estos tiempos y es uno de los más grandes desafíos para el hombre.
La traba más grande en este aspecto es la mente condicionada por creencias, costumbres ancestrales limitantes y erróneas, que se oponen a las vibraciones de los conceptos instructivos de las Enseñanzas Ocultas, las cuales al alma deben llegar para integrarse luego a la personalidad humana.
Muchas almas humanas ya han despertado como “Egos”(1) conscientes en las regiones suprafísicas, con lo cual comienzan a recibir la Instrucción adecuada, pero lamentablemente ocurre muchas veces que el peso de las creencias u hábitos mecánicos subconscientes humanos traban el libre ‘descenso’ de la conciencia del Ego superior hacia la región de la personalidad, la cual, como explicamos, se encuentra trabada por el apego a espejismos e ilusiones.
El despertar del alma como “Ego” consciente en su propio plano (mental superior y luego intuicional) no siempre va acompañado de la armonía integrada con una personalidad humana dócil, bien alineada y ajustada a los requerimientos álmicos. Por eso, trabajar en ese sentido, en la INTEGRACIÓN, alineando la mente personal con lamente espiritual (regiones ‘inferior’ y ‘superior’ de la mente), es de fundamental importancia.
El “Trabajo Interno” referente a la limpieza mental, el estudio abierto, la reflexión inteligente y creativa y la meditación son, en conjunto, “el camino” para tal Integración; y estas “señales instructivas” forman parte de ese propósito.
Paz en los Corazones 

Hermandad Solar

1- Egos: El Ego es el ‘Yo’ en la región del alma. Es la adquisición, en la burbuja álmica (o Cuerpo Causal), de “la Conciencia de Ser”. Las almas humanas duermen un tranquilo sueño en ‘el Cielo de la mente superior’ durante muchas encarnaciones humanas, hasta que, por el acopio de experiencias de comprensión en los mundos materiales, despiertan como “Egos” en su propio plano, transformándose a partir de ese momento en el “Yo Superior” o “Conciencia Álmica” dentro del ser humano. Por lo tanto, y contrariamente a lo que se piensa corrientemente, no todos los hombres tienen “La Voz de la Conciencia” despierta en sí mismos; sino que la tienen solo los que han despertado como “almas conscientes” (Egos) en la vida subjetiva. Es por este motivo que mientras muchos humanos no tienen asomo de remordimiento por los malos sentimientos, pensamientos y actos cometidos, los que ya tienen su ‘Voz de la Conciencia’ despierta son incapaces de obrar mal, o al menos, poseen capacidad genuina de arrepentimiento. Todo esto es de acuerdo a la maduración de las almas.

Una instruccion especial




El origen de estas transmisiones es el Sol Central del Universo Local. Desde el Cristo Solar Universal son emanadas todas las Instrucciones y Directrices que viajan a manera de ‘Rayos’ hacia los lejanos confines de las galaxias circundantes de su gran Centro Cardíaco Solar. Esos “Rayos” de Energía cargados de Vibración Instructiva son “Seres” nacidos del Corazón Solar de MICAEL(1). Es decir que son como “desprendimientos” de Sí Mismo en “descenso” hacia los mundos materiales.
Esos Rayos de Conciencia emanados desde la Fuente Crística Central del Universo Local, a la vez de ser “Seres-Conciencia”, son “Vectores de Luz” (conectores y activadores de zonas dormidas del Universo). Los ‘Seres-Conciencia’ o Inteligencias Solares provenientes del corazón de Micael, reciben diferentes nombres según su cualidad de Rayo o Misión. Por ejemplo, las Entidades dedicadas a la INSTRUCCIÓN de los Sistemas, mundos y almas son los Señores “Melquizedek”(2), mientras que otras funciones tienen otros nombres, Por ejemplo a los Señores que gobiernan Constelaciones y Sistemas estelares de Vida se los ha llamado “Vorondadek”(3) y hay otras misiones cubiertas por los “Lanonandek”(4), que cubren diferentes actividades en la Evolución de las civilizaciones de los mundos. Todas estas Jerarquías de seres son “extensiones de Micael, el Cristo Universal. (Pero los “nombres” son tan solo maneras de comunicar una verdad que excede a las palabras; los nombres no importan, la “comprensión” es lo que importa).
Todos los seres al Servicio de la Instrucción educativa de las almas son, de alguna manera, Rayos emanantes del Cristo Universal, o en todo caso, almas ascendentes que han ganado, por evolución y mérito propio, el ascenso a la categoría de ‘Instructores’ de almas, y que aunque no sean directas emanaciones materializadas del Cristo Universal, sí son el producto de la Evolución de la Conciencia en el Universo Local, y por lo tanto, están al servicio de Micael.
He aquí la diferencia entre lo que hemos llamado “seres descendentes” o avatares y “almas ascendentes”. Las almas en ascenso evolutivo contienen al Cristo Universal como “Chispa” (‘Partícula Espiritual’ o Mónada Divina), porquenada existe en el Universo Local que evolucione sin tener una “semilla” de la Luz del Cristo Universal. Las “almas ascendentes” son aquellas entidades que están evolucionando en conciencia con la Mónada o Chispa espiritual sembrada por el Sol Único. Es decir que la esencia espiritual de todas las almas existentes en un Universo proviene del Corazón del SER que rige a ese Universo.
Por supuesto que esa “siembra de semillas solares” en las formas materiales, o dicho de otra manera: “la efusión de ‘chispas’ emanadas del gran Fuego Universal”, ocurre en muchos sectores del Universo, siendo este tema más complejo de lo que se ha explicado hasta ahora.
Si bien todo proviene de la Fuente Central Universal, existe un gran “Equipo de Colaboradores” al servicio de la siembra de la Vida, con lo cual se gestará más tarde LA CONCIENCIA CONSCIENTE, el primer fruto más preciado de la siembra.
Cada Sistema Estelar en una Galaxia contiene una Entidad o Logos que representa a Micael, y es desde cada Astro-estrella y de Seres emanados de esos Astros desde donde surge la efusión de “Chispas solares” o Mónadas, es decir, el Hálito Espiritual que gestará la vida del ‘alma’ en todo su recorrido evolutivo ascendente por los mundos de tiempo-espacio. Pero decir que las Chispas Solares provienen de esos Seres-Astros es como decir que provienen del Centro Solar Universal, porque como ya fue explicado, todo está conectado por Rayos o “Vectores de Luz” con el Corazón de la Energía Crística Universal. En síntesis:
Una gran tarea del Logos Universal es Sembrar Vida para gestar “conciencia”; y extrae de Sí Mismo las esencias para esa siembra y gestación. Se vale de la ayuda de Jerarquías Creadoras emanadas desde Sí Mismo, y otras que provienen desde más allá de su Universo Local, llamados “Sembradores de Vida”.
Cuando la efusión de Vida de miles de millones de “Chispas” han recorrido los espacios interdimensionales de mundos y sistemas del Universo, comienza el trabajo de las Jerarquías de Instrucción, a cargo de los “Melquizedek, y las diferentes misiones de otras Jerarquías, todo lo cual es necesario para la evolución y el florecimiento de las incipientes “Chispas” transformadas en “almas ascendentes”.
Esta enseñanza es una simple señal que se propone mostrar una vía de investigación a los estudiantes, con ciertos lineamientos nuevos, que son los que el Departamento de Instrucción, el Ashram de 2° Rayo, se propone divulgar entre cierto grupo de almas humanas, como disparador inicial de comprensiones más avanzadas de la Vida y la Evolución.
Por eso repetimos una vez más: No intentéis encontrar en estos escritos los detalles de la Instrucción, ya que la misma es solo un “dedo señalador” de una dirección… Buscad dentro de vosotros mismos, abriendo vuestras mentes, con creatividad, para resolver los grandes enigmas del Universo.
Todo está dentro de cada ser.
El Plan Solar activará las respuestas en cada sincero buscador de la Verdad, que demuestre sinceridad y autenticidad en su vida y obra.

UN MELQUIZEDEK



1- MICAEL: Es uno de los nombres con los cuales se identifica a la Conciencia Solar Regente en un Universo Local. Micael es el nombre dado a un tipo de Jerarquía Espiritual, una Conciencia Solar capaz de administrar los asuntos evolutivos en un Universo completo. Cada Universo Local (compuesto de cientos o miles de galaxias) tiene in “Micael” a su cargo. Nuestro Universo Local, “Nebadón”, tiene su Soberano Gobernante Solar, y es quien apareció en la Tierra como El Mesías: “Cristo”, en la persona de Jesús de Nazaret.
2, 3 y 4- Son nombres de Jerarquías o “Hermandades” que aparecen en ‘El Libro de Urantia’, y que se utilizaron en esta transmisión.